La preocupación de clínicas y hospitales es que, si bien se plantean alternativas para la alta demanda de oxígeno, este no da abasto. Desde ya se están implementando planes de ahorro para optimizar los recursos médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.