La captura de tres hombres en un centro comercial de Medellín por el delito de receptación puso nuevamente en evidencia uno de los delitos contra los que más luchan las autoridades: el robo de celulares. Lo más preocupante es que muchos comerciantes siguen vendiendo estos aparatos robados o de contrabando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.