Cuando un deportista tiene sueños no hay una barrera que lo detenga. Encontramos a un judoca que tiene el aval para competir en un campeonato panamericano en Guadalajara, México el próximo mes, aunque no tiene dinero para viajar no se quedó con los brazos cruzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.