Industrias de electrodomésticos, automóviles y celulares serían las principales perjudicadas por la crisis de semiconductores que vive hoy el mundo. Uno de los impactos más evidentes es el aumento de los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.