En Carepa los habitantes del barrio Brisas del Río aseguran que ya no pueden conciliar el sueño, porque día y noche la erosión generada por el afluente está socavando las calles.

El reporte indica que 15 casas se derrumbaron y otras 120 están en peligro, situación ambiental que amenaza con desaparecer a todo un barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.