Llegaron las primeras 25 toneladas de alimentos y objetos de primera necesidad para la población indígena que se encuentra desplazada desde en el municipio de Murindó. El desplazamiento se debe a las recurrentes amenazas de grupos armados y las minas antipersona sembradas en sus resguardos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.