Inicio » Antioquia » En Sabanalarga el cura fumiga a sus fieles con agua bendita

En Sabanalarga el cura fumiga a sus fieles con agua bendita

Durante la celebración de una eucaristía, el carismático párroco de Sabanalarga, Juan Carlos Duque, tuvo una curiosa y refrescante idea para bendecir sus feligreses.

Y es que la gente que asistió a la Iglesia para participar de la misa preparatoria de la vigilia de Pentecostés, se quedó atónita al ver al cura con una bomba de fumigación en su espalda.

Mientras que caminaba por el pasillo central fumigaba literalmente, con agua bendita a los feligreses, quienes lo miraban con curiosidad. Según él, así es de la única manera que se asegura de que todos los asistentes queden bendecidos.

Es una tendencia más de los Padres que buscan diversas maneras de atraer a la gente a la Iglesia y así hacer de las misas un encuentro único y ameno.